Esta bien, hablemos de amor. Hay miles de razones para saber si estas enamorado. Podemos poner de ejemplo las famosas mariposas en el estomago, la sonrisa instantánea cuando le ves, las ganas de besarle a todas horas, las 6000 sonrisas que practicas en el espejo del baño de tu casa antes de salir con él, las miles de tonterías que guardas que han tocado su mano o el abuso de maquillaje que haces cuando le vas a ver. Podemos también pensar las típicas frases morales de su felicidad es tu felicidad, cuando estas con él no dejas de mirarle o tus celos locos si mira a otra. Hay muchas quizás demasiadas explicaciones del amor. Yo soy de las personas que valoran los diminutos detalles del día a día y cuando me paro a pensar en el amor a veces no logro entenderlo...Y si, es así de simple pero ya se porque estoy enamorada de él, aparte de pasarme esas miles de razones yo a la vida le he contestado mil una.

miércoles, 28 de diciembre de 2011

No me dejaste darme cuenta, ni siquiera me diste un adiós.

Me acuerdo, de cuando me prometí a mi misma no volver a querer, a decir si, aunque luego fuera no, cuando me prometía no volver a ir detrás de nadie, porque nadie lo merecía, y que si de verdad lo querían que vinieran detrás de mi, aunque eso también era poco probable, yo me lo repetía día y noche, hasta que lo hice. Mírame, solo un momento, me iba bien, demasiado bien. Lo que me repetía todos los días tenía resultado, incluso mas del que pensé que podrían tener nunca. ¿Sabes hasta cuando duró todo esto? Hasta que un día no me preguntes cómo, te miré ¿ La verdad? me bastó eso, mirarte, todo lo que tanto trabajo me había costado conseguir, se vino abajo en un segundo, por ti. Pasaban los días, cada vez mas, pensé que estabas ahí, y lo que tanto me repetía, se fue quedando mudo, tanto que llego un día en que ya ni me acordaba de lo que me había echo decir esas cosas. Las incumplí todas, una por una, las fui tirando al suelo, hasta que estabas tú, y eso no lo puedo tirar, lo habría dado todo, por otro segundo contigo, para querernos un poco más de lo que ya lo hemos echo, aunque ni te acuerdes, yo sí. Ahora, justo ahora, es cuando estoy aquí, pensando, en como todo lo que he querido hacer por ti, se ha desmoronado, poco a poco, lentamente, como un edificio, que se queda poco a poco en ruinas, no por mi, claro está que yo seguiría en el mismo sitio si tú quisieras, pero ya no estás. ¿Un entretenimiento? Para ti, quizás lo haya sido, pero ¿sabes? siento mucho decirte, para mi no lo ha sido. Y sé que no estás aquí, que ya te has ido, y no tengo nada que hacer ya, pero quiero que sepas que si en algún momento quieres volver, yo voy a estar ahí en el lugar donde empezó todo, esperando, como he estado haciendo tanto tiempo, y como no me costará hacer un tiempo más, lo justo, por si tú quisieras volver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario